La Isla

Tenerife, con una extensión de unos 2030 kilómetros cuadrados, (largo 83km, ancho 51km) es la Isla más grande del archipiélago. Se sitúa 300km al oeste de África y 1250 km al sur de la península ibérica.

El clima es muy agradable todo el año y incluso tiene fama de ser el más adecuado para la sanación y recuperación de las personas. Hasta en la estación más cálida el calor es soportable. El sur de Tenerife es soleado y seco, mientras el norte es más húmedo y abundante en vegetación. Tanto en Gran Canaria como en Tenerife encontramos estos microclimas, que dan a las islas un carácter casi mini-continental.

Los relieves montañosos más antiguos de esta isla se levantaron entre 8 y 12 millones de años, en varios movimientos, de entre las aguas del Atlántico. El pico del Teide, su mayor emblema, es de origen volcánico. Con sus 3718m es la montaña más alta de España. En la altitud de 2100m podemos visitar el paisaje casi lunático de las Cañadas del Teide, restos del antiguo cráter.

La última erupción del Teide tuvo lugar en 1909 por la zona de Santiago del Teide.

La gran variedad paisajística junto con el clima agradable y la amabilidad de sus habitantes convierten a Tenerife en un destino vacacional excepcional.

El lema energético de la Isla es: La vida misma.